Dolor Crónico

El dolor crónico en las articulaciones puede ir desde una leve molestia hasta un dolor severo que puede llevar a la incapacidad permanente. Las personas que lo sufren no solo se deben enfrentar al dolor, también deben hacerlo a las molestias que lo acompañan. Espasmos musculares, rigidez, inestabilidad de la articulación y dificultad para mover la articulación afectada.

Si conoce a alguien que sufre de dolor en sus rodilla o espalda puede notar que en algunos casos realizar tareas cotidianas como subir gradas se vuelven muy difíciles o imposibles de realizar.

Las causas de dolor en las articulaciones son varias. Luxaciones, golpes a repetición, enfermedades autoinmunes, infecciones, artrosis, artritis son algunas.

La debilidad de los ligamentos de una articulación es una de las causas más comunes de dolor. Los ligamentos son los encargados de dar sostén y estabilidad a la articulación. Estos conectan los huesos que forman parte de la articulación y permiten que estos se muevan en una dirección y rango determinado.

Cuando uno o varios ligamentos se debilitan la articulación se vuelve inestable. Los huesos puede rozar o chocar entre ellos dando lugar a desgaste del cartílago y el desarrollo de artrosis. Otro problema es que los ligamentos no tienen la fuerza para limitar el movimiento de la articulación, lo que hace que estas se lesionan con facilidad.
Personas que han sufrido lesiones en sus tobillos y no tuvieron el tratamiento y reposo adecuado para permitir a la articulación recuperarse. Los ligamentos se debilitan al grado que estas personas pueden “doblarse” el tobillo con suma facilidad, dando lugar a más lesiones.

Cuando los ligamentos de una articulación se debilitan y no pueden dar el sostén o estabilidad necesaria a la articulación se dan espasmos musculares. Al presentarse estos el dolor y la dificultad para mover la articulación aumentan. Estos espasmos son un mecanismo de defensa del cuerpo, es un intento del cuerpo por inmovilizar y dar fijeza a la articulación.

Para poder superar de manera efectiva el dolor crónico en una articulación es necesario tratar la causa que le dio origen. En el caso de laxitud de los ligamentos es necesario que estos se fortalezcan, de lo contrario dolor no desaparecerá por completo. Es por este motivo que en muchos casos los tratamiento no tiene el resultado esperado; el dolor y demás molestias se van haciendo cada vez más grandes.

Temas Relacionados

Dolor

Que son las articulaciones

Prolozone para tratar el dolor articular crónico

Tratamiento del Dolor Lumbar

Tratamiento del Dolor de Cuello (Cervical)

Tratamiento del Dolor de Rodilla